3 de junio de 2007

El ejemplo de una Mujer

,
Lc 15: 8-10 "¿O qué mujer que tiene diez dracmas, se pierde una dracma, no enciende la lámpara, y barre la casa, y busca con diligencia hasta encontrarla? Y cuando la encuentra, reúne a sus amigas y vecinas, diciendo: Gozaos, porque he encntrado la dracma que había perdido. Así os digo que hay gozo delante de los ángeles de Dios por un pecador que se arrepiente."

Dios ha levantado a la mujer, y a través de la historia hemos sido testigos del gran ejemplo que nos ha dado.
En muchas de sus parábolas, Jesús tomó a la mujer para ilustrar, inspirar y motivar a todos aquellos que son estudiosos de las Escrituras.

La porción de la Palabra que hemos leído nos habla de una mujer que tenía diez dracmas de las cuales perdió una; y sin lugar a dudas esta dracma era de mucha importancia para esta mujer, tanto que buscó con diligencia hasta encontrarla.

Hoy en día hay muchas cosas que tenemos que, a pesar de no representar un valor económico, de no ser avaluadas en pesos, pues su valor es mucho más que dinero, son de mucha importancia para nosotros.

Un hijo, la estabilidad del hogar, la paz dentro de la familia y otrras cosas más son cosas subjetivas que son de arto valor para una persona.

La historia de esta mujer nos enseña por lo menos dos cosas que son de mucha importancia para nosotros en este tiempo:

1. Tomó la determinación de buscar lo que se había perdido: Esta mujer pudo haberse dicho: ¡eran diez, solo perdí una, me quedan nueve! ¡No me van a hacer falta! ¡Para que preocuparse, en cualquier momento puede aparecer por ahí! Pero este no fue el enfoque que esta mujer tuvo con respecto a lo que se le había perdido, ella tomó la determinación de buscar.
Determine en su corazón buscar aquello que es de mucha importancia para usted. Esta mujer hizo uso de dos herramientas para poder encontrar la dracma perdida, encendió una lámpara y empezó a barrer toda la casa.

Cuando hablamos de una lámpara nos referimos espiritualmente a la presencia del Espíritu de Dios iluminando nuestra vida a través de su Palabra. Cuando llega la presencia del Espíritu Santo a una persona, aún la más densa tiniebla que pueda haber en nuestra vida se desvanecerá y podemos ver claramente que podemos hacer.

2. Buscó con diligencia hasta encontrar: En muchas ocasiones nos falta diligencia de las cosas que nos corresponde hacer, y queremos dejar todo a expensas que otro lo haga y aún a que Dios lo haga por mí. La Biblia nos habla una y otra vez acerca de la diligencia. En ocasiones hay que lavantarse mas temprano, acostarse tarde en la noche, pero todo esto hace parte de lo que nos toca hacer para ver muchos de nuestros propósitos y anhelos realizados.

La persistencia del día tras día, dará los resultados en el momento que menos pensamos. Muchos han perdido algo importante, propósitos, proyectos, deseos y sueños debido a que les faltó persistencia, y aunque en un principio fueron determinados, pero poco a poco se fueron desanimando hasta que perdieron las ganas de continuar.

Nada en la vida es fácil y muchas de las cosas buenas que queremos alcanzar demanda un grado de persistencia para ser logradas. ¡No aceptes perder nada de lo que Dios te ha dado! La alegría, el gozo, la paz, la familia. los hijos y todas aquellas cosas que hallas recibido y que representan un valor para ti.
Enciende una luz en tu casa, en tu vida, en tu matrimonio, barre por todos lados hasta donde sea necesario, pero busca hasta encontrar lo que es tuyo. ¡Dios te continue bendiciendo!

3 comentarios:

  1. Dios te bendiga Neisser. Por primera vez leo tu blog. Soy Hern�n, de Venezuela. Le� �ste tu art�culo. Y ciertamente en el liderazgo no se puede volar muy alto, ni muy bajo; en alturas quiz�s no te escuchen ni sientan y en muy bajo nivel te pueden pisar o simplemente ignorar. La sabidur�a del l�der est� en ubivarse justo en el nivel aprop�ado. Me parece muy loable tu humildad al reconocer que en aquella oportunidad fallaste. Pues es un buen modo una buena br�jula para orientarnos hacia el justo nivel. Dios te ebndiga. te invito a leer mis nacientes blogs http://predicacionvirtual.blogspot.com/
    http://lescuentodetodounpoco.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  2. Dtb, Hernan, Gracias por tu comentarios y bienvenido!.

    ResponderEliminar
  3. Me gustaria aclarar en el texto de la mujer que buscaba la dracma, en la lectura dice(Lc 15 ,8 no enciende una lámpara y barre la casa y busca cuidadosamente hasta que la encuentra. El cuidado que Dios tiene para encontrarnos aun asi no tengamos la lampara encendida hay una gran alegria en el cielo al encontrarla.

    ResponderEliminar

¡Dios le continúe bendiciendo!, ¡Gracias por su comentario!